Eliminar olor a pescado de la cocina

La cocina junto con el baño es de los sitios que más tiende a coger malos olores, esto se debe a las comidas que preparamos en este ambiente. Es normal que queramos disfrutar de buenos guisos pero a su vez no queramos aceptar el olor a comida que deja, por ejemplo, a pescado, que suele ser el más molesto.

En este post te damos una serie de consejos para que puedas seguir cocinando los pescados que más te gusten y sin olores molestos de manera totalmente natural y ecológica.

Sumergir los filetes en leche

Para no tener que luchar con molestos olores a la hora de cocinar, lo mejor es usar una medida preventiva como esta.

Unos 30 minutos antes de cocinar el pescado, introduce el mismo en un recipiente lleno de leche.

Café como ambientador

El café tiene un fuerte y gustoso olor que consigue neutralizar los olores que deja el pescado en la cocina.

Cuando el olor a pescado invada tu cocina, pon unos cuantos granos de café a tostar.

Vinagre blanco para eliminar el mal olor

El eliminador de olores natural por excelencia es el vinagre blanco. Consigue acabar con fuertes y desagradable olores en un momento.

Cuando el mal olor invada tu cocina, pon a hervir un buen poco de vinagre blanco para que los vapores eliminen los malos olores.

 

¿Por qué sale moho en la ropa del armario?

Un problema muy común en todas las casas es la humedad. Esta humedad puede traernos problemas de salud, y más si se impregna en nuestra ropa y crea moho en los armarios y en los tejidos, hoy te vamos a explicar por qué sale el moho en los armarios y la ropa, como evitarlo y si ya lo tienes en él, como quitarlo.

Los armarios, son un sitio hermético, de poca ventilación y suele acumular calor. Reuniendo estas características, no es raro que aparezca la dichosa humedad dentro de el. Al crecer la humedad en el interior de estos muebles. el moho consigue extenderse hacia la ropa, ocasionándole manchas que son muy difíciles de borrar.

Para evitar que salga moho en la ropa y en los armarios, evita guardar ropa húmeda dentro de este y abre las puertas cuando te sea posible para ventilar la zona.

Otra medida preventiva es adquirir productos antihumedad, como puede ser el gel de sílice, el sulfato de calcio o la alúmina activada.

Para evitar la humedad y por lo tanto el moho, es importante que pongas a secar la ropa lo antes posible una vez lavada.

En caso de que tus prendas hayan adquirido mal olor, utiliza vinagre blanco diluido en agua caliente, pasada media hora, enjuágalas en el ciclo normal de la lavadora.

En caso de que ya tengas moho en la ropa, hay varias soluciones para quitarlo, lo primero sería sacar toda la ropa para ver si se ha extendido, luego, diluye un par de cucharadas de lejía en un litro de agua y pulverízalo sobre el moho para eliminarlo.

La lejía puede dañar la ropa. Antes de guardarla, retira los residuos con una toalla.

 

Quitar olor a humedad de las toallas

Las toallas de baño son un elemento que usamos a diario, por lo que es común que cojan olor a humedad tras unos usos y pierdan el olor e incluso a veces el color que tenían al principio. En este post te vamos a dar una serie de consejos tanto para prevenir como para eliminar este molesto olor a humedad.

Para evitar el olor a humedad en las toallas el consejo es muy simple, cada vez que las uses ponlas a secar y cámbialas constantemente, ya que la acumulación de humedad y microorganismos favorece a este problema.

En caso de que ya sea tarde para prevenir y ya tengas este molesto olor impregnado en tus toallas toma nota porque vamos al lío.

No las tires al cesto de ropa sucia

En caso de que tengas que lavar las toallas, hazlo inmediatamente, si la dejas días mojada, empeorará el olor en esta, ya que, aunque parezca que están secas, los tejidos sucios ya tienen gérmenes que inciden en el problema. Además, si hacemos esto podrá amarillear el tejido.

No te excedas con el detergente

Un uso abusivo del detergente puede hacer que las toallas dejen de absorber bien con el paso del tiempo. Lo ideal es usar una cantidad moderada de detergente o jabón líquido para que se desprendan los malos olores y la desinfecten. Además, un uso excesivo de detergente puede deteriorar el tejido y al quedar residuos de jabón, puede adquirir mal olor.

Bicarbonato o vinagre de sodio contra el mal olor

Cada vez es más la gente que quita el mal olor a sus tejidos con estos productos, y es que son productos baratos, ecológicos y efectivos, puesto que ambos desinfectan.

Un buen almacenamiento es el mejor aliado

Una vez eliminado el mal olor, es importante que a la hora de almacenarlas estén en un sitio seco.

Desinfecta el baño a fondo

A la hora de limpiar nuestro hogar el baño es el que mas dolores de cabeza nos produce, lo limpiamos por encima pero ¿de verdad conseguimos desinfectarlo efectivamente? en este post te daremos una serie de consejos para que tu baño quede limpio de hongos y bacterias.

El baño es una de las partes de nuestro hogar que usamos a diario, por lo tanto requiere de una limpieza periódica y desinfectante para que resulte lo más sano para ti y tu familia. Lo mejor para el baño es que tenga un ambiente ventilado y seco, esto ayuda a que no se acumulen bacterias en el.

Un consejo para mantener el baño limpio es descargar la cisterna por completo a la hora de orinar o defecar para que no queden en el inodoro residuos que no son saludables.

Empecemos a limpiar. Para limpiar el baño se recomienda encarecidamente el uso de guantes para evitar el contacto directo con bacterias y con productos químicos que pueden ser perjudiciales para nuestra piel. Usa siempre productos específicos para cada área u objetivo. Los productos más clásicos y efectivos son los quitamanchas, desinfectantes y la lejía. Antes de empezar con cualquier cosa, es recomendable barrer el suelo o pasar la aspiradora para que no se moje el polvo.

No uses los mismos instrumentos para todas las piezas, es importante que mantengas un orden, así no pasas las bacterias de un lado a otro.

Recuerda que la bañera acumula residuos, antes de limpiarla deberás quitar los pelos y restos de champú y jabón que se encuentran en ella, de lo contrario no se eliminarán las bacterias que se encuentren en el desagüe.

El inodoro debe limpiarse siempre con lejía para una desinfección total. Haz especial hincapié en quitar la suciedad del borde, es donde más se acumula. El asiento se puede limpiar con un trapo con desinfectante o lejía.

En el lavabo, lo primero que tienes que hacer es quitar los restos de pasta de dientes y pelos, luego usa una esponja impregnada en lejía y desinfecta toda la pieza, posteriormente limpia con abundante agua.

No te olvides de limpiar los espejos, se pueden acumular bacterias si llevamos mucho tiempo sin limpiarlos.

A la hora de desinfectar el baño es recomendable que el baño cuente con una buena ventilación, así los productos de limpieza podrán secarse correctamente. En el caso contrario, corremos el riesgo de que se forme moho.

Nunca mezcles productos de limpieza, pueden anularse sus efectos y por lo tanto no desinfectar, y en algunos casos pueden desprender vapores químicos tóxicos.

Aprende a limpiar espejos y cristales de forma casera y ecológica

En este post te vamos a enseñar como dejar tus espejos, ventanas y cristales en general como nuevos. Es un truco económico, ecológico y fácil de hacer. Sólo necesitamos vinagre blanco, agua tibia y un bote que difumine el líquido, un recipiente que vaporice, tipo spray. Hay que rellenar unos dos o tres dedos del recipiente con vinagre blanco y después el resto con agua tibia.

Una vez hayamos juntado el vinagre con el agua, toca agitar un poco el recipiente para que se mezclen bien. Una vez mezclado, tendremos que aplicar la solución sobre la superficie que queramos limpiar, de forma generosa, con una bayeta de microfibra tendremos que esparcir la mezcla por toda la superficie, con la otra tendremos que secarlo una vez hayamos limpiado todo el cristal.

Si te estás preguntando si la bayeta que estás utilizando es la adecuada, tenemos una solución barata y ecológica, sustituir la bayeta por papel de periódico, en caso de no tener periódicos, puedes usar papel de cocina.

 

Cómo blanquear tus electrodomésticos

Los electrodomésticos son un común en todas las viviendas. Aunque últimamente se ha impuesto el color plateado puro del metal, el color blanco sigue predominando en este sector. Al ser blanco y estar en un sitio en el que recibirá humos y salpicaduras, es normal que a lo largo del tiempo vaya poniéndose amarillo e incluso es posible que haya ido perdiendo su capa de lacado debido al uso de productos de limpieza muy corrosivos. Hoy te enseñamos como blanquear estos productos de forma casera.

Vamos con los ingredientes. Necesitas:

  • Paños
  • Lejía
  • Bicarbonato de sodio
  • Un cuenco
  • Una esponja

Una vez comprobado que tenemos todos los materiales necesarios, nos ponemos manos a la obra.

  1. Limpiar todo el electrodoméstico con un paño ligeramente humedecido. Asegúrate de eliminar toda la suciedad superficial de la parte externa. No metas el paño húmedo por el interior porque es peligroso tanto para ti como para el electrodoméstico.
  2. Una vez limpiado el exterior del electrodoméstico, vamos a preparar una solución de 1/2 taza de lejía, 1/4 de taza de bicarbonato de sodio y 4 tazas de agua tibia en el cuenco. Tenemos que mezclar a conciencia y asegurarse de que el bicarbonato no se acumule en el fondo del cuenco.
  3. Una vez hecha la mezcla. hemos de humedecer la esponja en la solución, limpiamos todo el electrodoméstico con la esponja y lo dejamos a remojo al menos 10 minutos con la solución.
  4. Una vez pasados los 10 minutos, es hora de limpiar el electrodoméstico con un paño humedecido con agua.
  5. Una vez realizada la limpieza, tendremos que secar el electrodoméstico con un trapo seco.

 

 

Aprende a cuidar tus muebles de madera

Prácticamente en cualquier casa hay muebles de madera, son un clásico y se siguen usando a día de hoy ya que es un material muy resistente a la par de elegante. No obstante, son un verdadero quebradero de cabeza a la hora de mantenerlos. En este post te enseñaremos a dejar estos muebles como nuevos.

Para limpiar los muebles de madera, bastaría con un trapo con un poco de agua caliente y jabón de casa suave, puedes valerte de un cepillo de dientes viejo para llegar a las zonas más difíciles.

Una vez hecha la limpieza, toca proteger tus muebles. Para esto recomendamos aplicar una fina capa de cera, después de esto, esperamos cinco minutos y pulimos el mueble ligeramente con un cepillo de cerdas suaves o un paño. Pasados otros 30 minutos, volvemos a pulir la madera con un poco más de brío.

para proteger el color de la madera, tenemos que mantener nuestros muebles lejos del sol, ya que las altas temperaturas pueden dañar los acabados de la madera.

En caso de que la madera tenga pequeños arañazos, podemos arreglarlo con con un poco de betún para zapatos, hay que asegurarse que dicho betún, sea de un color similar al de la madera.

Si hay manchas en tus muebles después de haber posado vasos o botellas, puedes usar cenizas mezcladas con aceite de oliva para quitarlo.

10 productos de limpieza ecológicos

Cada vez somos más conscientes de que tenemos que usar productos sostenibles para ayudar a corregir los problemas medioambientales, este pensamiento también se puede llevar al mundo de la limpieza, por eso hoy te enseñamos productos de limpieza ecológicos que sirven como alternativa a los productos de limpieza tradicionales.

Nueces de jabón para limpiar la ropa

Con 1 kg de este producto se pueden realizar hasta 330 lavados, y es que se trata de un detergente de origen 100% natural que no puede provocar alergias y no resulta tóxica. Es completamente biodegradable.

Bicarbonato de sodio para limpiar el hogar

El bicarbonato de sodio no es un producto desconocido, pero su uso para limpieza si que puede resultar más extraño. Este producto se puede utilizar para limpiar los baños y cocinas e incluso los alimentos. No es un producto nocivo para la salud ni para el medio ambiente.

Ácido cítrico para limpieza de la casa

Es un producto ecológico y libre de químicos, no posee sustancias nocivas para la salud ni transgénicos. Este producto se puede disolver en agua para usarlo en la cantidad que se prefiera.

Los productos de limpieza más comprados

Sabemos que para ti es importante tener una correcta higiene en casa, por eso hoy te traemos los productos de limpieza más utilizados en España, y te comentamos sus cualidades y para que materiales vienen bien.

Desinfectantes

Como su nombre indica, se utilizan para desinfectar, recomendamos este tipo de productos en lugares donde ha habido enfermedades, puesto que elimina bacterias, virus y microorganismos.

Detergentes y limpiadores comerciales

Tienen la finalidad de limpiar sin corroer el material que estamos tratando, puede venir en formato líquido o en polvo, y se puede usar tanto con agua fría como con agua caliente, es un producto ideal para limpiar muebles de cocina, por ejemplo.

Disolventes comerciales

Este tipo de productos se utilizan en la limpieza común del hogar. Es ideal para quitar grasa, por lo que se recomienda para superficies que puedan acumular grasa, como la cocina.

Ahora vamos a nombrarte los productos que destacan por su bajo coste, tanto ecológico como económico.

Jabón casero

Es lo más ecológico que se nos pueda ocurrir, puesto que se puede hacer con aceite de oliva. Sólo basta con acumular el aceite usado para freír, mezclarlo con agua y soda cáustica.

Bicarbonato de sodio

Poco más que decir de este producto, se encuentra en cualquier supermercado y su precio es muy bajo.

Limón

Se puede utilizar como desengrasante, y a ecológico no le gana ningún otro producto.

5 razones por las que limpiar tu garaje

  1. Es común que nuestro garaje tenga manchas de aceite y grasa en el suelo por los residuos que expulsa el motor, pero también es común ver manchas en las paredes, aunque limpiar esta zona sea una tarea engorrosa y lleve su tiempo, te vamos a dar 5 razones por las que es importante tener un garaje limpio.
    1. Mejora de salud. No es novedad que tener una casa limpia se traduce en la mejora de nuestra salud, y la limpieza del garaje no es una excepción, una correcta limpieza puede evitar focos de infección, ya sea por polvo, ácaros o humedad.
    2. Salud pulmonar. Los humos que salen del tubo de escape se quedan incrustados en las paredes y respiramos esta suciedad a diario. Aunque el garaje cuente con una ventilación óptima, esta suciedad se acumula y afecta a nuestros pulmones. Sería recomendable realizar una limpieza a fondo del garaje cada 3 meses.
    3. Disminución del estrés. Una correcta limpieza del hogar está directamente relacionada con la disminución del estrés, la limpieza del garaje no es una excepción.
    4. Descansamos mejor. Al sufrir menos estrés descansaremos mejor.
    5. Evitamos posibles accidentes. El desorden visual nos provoca desorden mental, y esto hace que estemos menos pendiente de actividades que requieran de concentración. Además, al realizar una buena limpieza del garaje, habrá menos posibilidades de que podamos resbalar con una mancha de aceite.