DESINFECCION VAPOR castey-01 covid 19

Servicios de limpieza y mantenimiento de comunidades, viviendas, oficinas e industrias.

· Tratamientos con vapor y ozono ·

Infórmese sin compromiso:

942 79 05 09 · 656 69 99 05

Librarse de las bacterias es fundamental a la hora de consumir alimentos crudos.

 

Millones de personas se intoxican cada año por ingerir comida contaminada con gérmenes. Según datos de la FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, en este país son 48 millones los afectados anualmente.

“Aunque muchas personas saben que los productos animales deben manipularse cuidadosamente para evitar que se echen a perder, muchos desconocen que las frutas y las verduras también pueden ocasionar brotes de enfermedades transmitidas por alimentos”, advierte el organismo, que da una serie de pautas para la limpieza de frutas y verduras.

 

Millones de personas se intoxican cada año por ingerir comida contaminada con gérmenes. Según datos de la FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, en este país son 48 millones los afectados anualmente.

 

“Aunque muchas personas saben que los productos animales deben manipularse cuidadosamente para evitar que se echen a perder, muchos desconocen que las frutas y las verduras también pueden ocasionar brotes de enfermedades transmitidas por alimentos”, advierte el organismo, que da una serie de pautas para la limpieza de frutas y verduras.

 

10 CONSEJOS para limpiar frutas y verduras:

 

1. Debes escoger productos que no estén golpeados o dañados y asegurarte que los productos precortados, tales como bolsas de lechuga o tajadas de sandía, estén refrigerados o almacenados con hielo en la tienda y en el hogar.

2. Lávate la manos durante 20 segundos con agua tibia y jabón antes y después de preparar alimentos frescos.

3. Desecha toda parte dañada o golpeada antes de preparar y comer.

4. Frota suavemente los alimentos mientras los enjuagas bajo un chorro de agua.

5. Lava los productos frescos antes de pelarlos de manera que la suciedad y la bacteria no se transfieran del cuchillo a la fruta o el vegetal.

6. Usa una escobilla para limpiar las frutas y verduras duras tales como melones o pepinos.

7. Seca las frutas y verduras con una toalla de tela o de papel para reducir la bacteria que aún esté presente.

8. Desecha las hojas externas y que estén dañadas de las verduras de hoja.

9. Almacena los productos frescos dentro del refrigerador a 4 grados o menos.

10. Ya que la cocción de alimentos elimina las bacterias dañinas, las frutas y las verduras crudas son las que acarrean mayor riesgo de contaminación. Se puede evitar la toxinfección alimentaria evitando alimentos crudos que generen dudas o no parezcan estar en buen estado o bien conservados.

 

 

En el último año, más de 450 voluntarios de la entidad bancaria han retirado una tonelada de residuos de diferentes playas españolas.

 

Banco Santander quiere extender su iniciativa de limpieza de costas y riberas fluviales a todas las regiones del territorio español, para educar y concienciar en el cuidado, respeto y conservación del planeta.

La propuesta de la entidad bancaria se enmarca en su programa Natura, que aglutina todas las acciones, productos y servicios de la entidad para la conservación del medioambiente y la lucha contra el cambio climático.

Dicho programa cuenta con una doble vertiente. Una de ellas es interna, que hace referencia a todas las actividades realizadas bajo este marco por los empleados; y la otra es externa, que incluye productos y servicios destinados a empresas y a particulares.

 

La iniciativa de la limpieza de costas y riberas fluviales, que cuenta con la nadadora Mireia Belmonte como embajadora, es desarrollada por los voluntarios de Santander, que incluye a los empleados, prejubilados y jubilados del banco.

 

Así, en el último año, más de 450 voluntarios se han trasladado hasta las playas de Cedeira, Doniños (A Coruña); Baiona, Vilagarcía (Pontevedra); Cabo Cope (Murcia) y a la ribera del Guadiana, recogiendo más de una tonelada de residuos y plásticos.

A nivel interno, la entidad bancaria se ha marcado como objetivo eliminar, antes de 2021, todos los plásticos de un solo uso de sus edificios. También, conseguir que el 60% de la electricidad consumida sea renovable, con el fin de alcanzar el 100% en 2025.

 

En España, el 100% de la energía eléctrica que consume ya es verde, con cero emisiones CO2. Las acciones impulsadas por Santander España le han valido para obtener la certificación ISO 14001 en tres de sus edificios.

· Jardines naturales 

Flora y fauna reunidos en un solo jardín: con los cuidados adecuados no sólo crecen las flores, sino que una gran variedad de seres vivos animales como las mariposas, las ranas y abejas se sienten ahí como en casa. El mantenimiento de un jardín natural debe estar libre de químicos, con las plantas apropiadas apenas hace falta regarlas o incluso podarlas. La idea de fondo es que sea el propio jardín el que se suministre el sustento, al mantener el suelo fértil los animales y las plantas. Así, la vida en armonía con la naturaleza está garantizada, y siempre hay algo nuevo que descubrir.

· Jardines modernos 

A la hora de diseñar jardines modernos, tener claro el diseño es lo más importante. La división del terreno en terraza, césped y flores puede marcarse, por ejemplo, por un camino adoquinado. También la inclusión de fuentes, setos recortados geométricamente o el uso del acero son algunos de los elementos de este diseño contemporáneo.

· Jardines mediterráneos

Cuando se piensa en jardines mediterráneos, nos vienen principalmente a la cabeza  baldosas de terracota y la combinación de diferentes tonos de marrón. De hecho, el estilo mediterráneo se basa en gran medida en las características de los países mediterráneos  Italia, España y Grecia, aún cuando el clima en estas regiones difieren mucho entre sí. Materiales como la piedra natural, la madera y colores como el blanco o el azul claro juegan también un papel crucial en los jardines mediterráneos.

· Jardines japoneses 

La relajación en el diseño de jardines del Extremo Oriente se sitúa en el primer lugar. Así, para que nuestro espíritu pueda mirar hacia lo lejos, elementos como la piedra, las plantas y el agua se combinan armoniosamente. No es infrecuente encontrar cascadas, arroyos y grandes estanques en los jardines japoneses, mientras que los bonsáis y el bambú forman parte de la decoración estándar. Otra característica importante es la asimetría: así, los senderos diseñados en bucle y las rocallas montañosas son bienvenidos.

· Jardines Zen 

Los jardines Zen, también conocidos como jardines secos, es una forma especial de jardín japonés, en el que se elimina el agua por completo. Sin embargo, se dibujan con rastrillos de madera patrones ondulados en zonas de arena con la idea de simbolizar agua. Otros elementos característicos son la grava, la arena y los cantos rodados. Excepto el musgo, las plantas nunca se utilizan en los jardines Zen.

· Jardines de rocallas 

Generalmente las rocallas se establecen sobre una pequeña pendiente, formando un paisaje alpino en la naturaleza. Para darle a la rocalla una estructura arquitectónica, las piedras no se apilan arbitrariamente, sino que siguen una estructura básica formal. En la pared, hecha de piedra caliza, granito o pizarra, se suelen integrar plantas resistentes a la sequía.

 · Jardines pequeños 

Da igual si es una pradera o un cultivo de frutas y verduras – el jardín es un refugio ideal para evadirnos del estrés de la vida diaria y un lugar de encuentro para toda la familia. Los senderos se construyen generalmente con adoquines y en cuanto a las plantas se recomiendan ejemplares fuertes y de fácil cuidado, pues el riego queda relegado únicamente a los fines de semana. Para reducir el consumo de agua, los pozos o los barriles de lluvia se presentan como las alternativas económicas a los estanques y piscinas.

Desde Limpiezas Castey lo asesoramos e informamos sobre su jardín sin ningún tipo de compromiso, llámanos.

La heladicidad aparece cuando el agua que se acumula en una cubierta plana (al no evacuarse correctamente) se congela por culpa del invierno y sus bajas temperaturas. Esto nos puede preocupar bastante en las cubiertas realizadas con sistemas bituminosos autoprotegidos ya que nos podemos encontrar con dos problemas importantes:

  • Residuos acumulados. El rocío y heladas se meten entre los microporos de las gravillas o pizarras que protegen la lámina, una vez helada, crea rupturas en el material las cuales aceleran el deterioro y nos atascan los desagües.
  • Se desprotege la lámina bituminosa de la acción UV del sol. Si no tenemos una perfecta protección los rayos del sol pueden degradar más rápido las láminas.

 

¿Cómo se puede evitar?

Lo mejor para proteger y evitar estos casos de heladas es aplicar unos buenos productos que resistan bien estas inclemencias. Podremos encontrar productos como la gravilla o la pizarra que están compuestos con un acabado transparente a base de siloxanos, que crean una capa semejante al goretex. De esta forma evitaremos en gran medida la penetración del agua en la cubierta plana.

También podremos echar una mayor cantidad de gravilla de autoprotección, concentrando así más la capa superior y evitaremos los microporos.

Otra opción es la instalación de materiales de cerámica de última generación en lugar de pizarra natural, evitando así los residuos que puedan dañarnos nuestra cubierta plana.

Lo “bueno” de estos químicos es que son totalmente evitables.

Con referencia a este tema, es que podemos mantener nuestra casa limpia usando productos de limpieza naturales y algunas ideas novedosas.

Con este método ahorraremos dinero y evitaremos contaminar nuestra salud y el medio ambiente.

Ideas naturales para limpiar y mantener el hogar:

· Ventilación natural: la mejor manera de reducir los contaminantes volátiles, aquellos que entran en nuestro organismo al respirar.

· Purificadores de aire: existen aparatos que purifican el aire interno de las casas. No los he probado, pero sé que es especialmente conveniente en casos de alergias o problemas respiratorios como el asma.

. Plantas purificadoras: parece que existen determinadas plantas capaces de capturar algunos contaminantes.

· Eliminar o reducir las fuentes de exposición: en cuanto a la limpieza, la recomendación es evitar los productos químicos de limpieza.

El mantenimiento y la limpieza de un restaurante son fundamentales para hacer bien el trabajo y tener contentos a los clientes. Estos sitios son visitados por muchas personas a lo largo del día, lo que genera suciedad. Además, la utilización de alimentos hace que tengamos que tener especial cuidado con la higiene de nuestro restaurante.

Un restaurante se divide en varias zonas que nunca debemos olvidar a la hora de hacer una correcta higienización. La cocina y el comedor pueden resultar las zonas más transitadas, pero no debemos olvidar el almacén, la barra o los aseos.

Sobre la limpieza e higienización de un restaurante tenemos que diferencias la distintas formas que hay para llevarlo a cabo.

La tarea de repaso es muy importante en la limpieza de los restaurantes. Tenemos que aplicarlo cada vez que manchemos algo, llegando a conseguir el correcto mantenimiento del local.

También es importante que limpiemos los baños en las horas con menor frecuencia de uso. Los baños tienen que estar siempre relucientes para evitar olores no deseados u otros inconvenientes como superficies pegajosas, que se acabe el papel higiénico o el jabón de manos. Dicha tarea de repaso ha de hacerse varias veces al día para verlo siempre reluciente.

Con la vajilla, tenemos que saber que es limitada y que si esta sucia nos ocupa mas espacio y es más complicado limpiar. Lo mejor es que contemos con un lavavajillas profesional en la barra y que lo utilicemos solo para lavar los vasos. Ya que en la cocina tendremos otro lavavajillas para esta zona. Muchas veces hay que dejar los platos sucios en agua para eliminar la suciedad más incrustada y después meterlos al lavavajillas, donde el agua se pondrá a temperaturas superiores a los 80 grados centígrados desinfectando de forma optima.

El tener una tubería poseída por los malos olores, puede hacer que tu cocina entera huela bastante mal, por eso hoy te damos una serie de consejos para eliminar esos olores de tus desagües y por lo tanto de tu cocina.

Aunque es un problema común en nuestras casas y vendan un sin fin de productos para neutralizar o camuflar los olores, no resuelven el problema en si, por lo que los olores no tardan en regresar.

Por suerte, existen ingredientes ecológicos que atacan a la raíz del problema y eliminan los malos olores, a continuación procedemos a nombrarte unos cuantos productos caseros.

Agua caliente y jabón líquido

El uso de este «remedio» casero ayuda a aflojar los restos de aceites y alimentos que se encuentran en nuestros desagües y que suelen ser la principal causa del olor fétido.

Para prepararlo, solo tendríamos que añadir dos cucharadas de jabón líquido a dos litros de agua caliente y verterla sobre el fregadero.

Vinagre blanco y piel de limón

Las propiedades antibacterianas del vinagre blanco y el olor de la piel del limón se pueden utilizar para reducir los olores procedentes del desagüe.

Sólo tienes que picar la piel del limón en pequeños trozos y cubrirlos con vinagre blanco, los congelamos hasta que se solidifiquen, los trituramos y los vertemos en el fregadero.

Vinagre blanco y bicarbonato de sodio

La combinación de ambos productos no da como resultado un producto antiséptico ideal para acabar con los malos olores. También es capaz de eliminar obstrucciones de las tuberías.

Primero hay que verter el bicarbonato en el desagüe y dejarlo reposar 10 minutos. Pasado los 10 minutos, agregamos el vinagre, esperamos otros 15 minutos y vertemos dos litros de agua caliente.

La cocina junto con el baño es de los sitios que más tiende a coger malos olores, esto se debe a las comidas que preparamos en este ambiente. Es normal que queramos disfrutar de buenos guisos pero a su vez no queramos aceptar el olor a comida que deja, por ejemplo, a pescado, que suele ser el más molesto.

En este post te damos una serie de consejos para que puedas seguir cocinando los pescados que más te gusten y sin olores molestos de manera totalmente natural y ecológica.

Sumergir los filetes en leche

Para no tener que luchar con molestos olores a la hora de cocinar, lo mejor es usar una medida preventiva como esta.

Unos 30 minutos antes de cocinar el pescado, introduce el mismo en un recipiente lleno de leche.

Café como ambientador

El café tiene un fuerte y gustoso olor que consigue neutralizar los olores que deja el pescado en la cocina.

Cuando el olor a pescado invada tu cocina, pon unos cuantos granos de café a tostar.

Vinagre blanco para eliminar el mal olor

El eliminador de olores natural por excelencia es el vinagre blanco. Consigue acabar con fuertes y desagradable olores en un momento.

Cuando el mal olor invada tu cocina, pon a hervir un buen poco de vinagre blanco para que los vapores eliminen los malos olores.

 

Un problema muy común en todas las casas es la humedad. Esta humedad puede traernos problemas de salud, y más si se impregna en nuestra ropa y crea moho en los armarios y en los tejidos, hoy te vamos a explicar por qué sale el moho en los armarios y la ropa, como evitarlo y si ya lo tienes en él, como quitarlo.

Los armarios, son un sitio hermético, de poca ventilación y suele acumular calor. Reuniendo estas características, no es raro que aparezca la dichosa humedad dentro de el. Al crecer la humedad en el interior de estos muebles. el moho consigue extenderse hacia la ropa, ocasionándole manchas que son muy difíciles de borrar.

Para evitar que salga moho en la ropa y en los armarios, evita guardar ropa húmeda dentro de este y abre las puertas cuando te sea posible para ventilar la zona.

Otra medida preventiva es adquirir productos antihumedad, como puede ser el gel de sílice, el sulfato de calcio o la alúmina activada.

Para evitar la humedad y por lo tanto el moho, es importante que pongas a secar la ropa lo antes posible una vez lavada.

En caso de que tus prendas hayan adquirido mal olor, utiliza vinagre blanco diluido en agua caliente, pasada media hora, enjuágalas en el ciclo normal de la lavadora.

En caso de que ya tengas moho en la ropa, hay varias soluciones para quitarlo, lo primero sería sacar toda la ropa para ver si se ha extendido, luego, diluye un par de cucharadas de lejía en un litro de agua y pulverízalo sobre el moho para eliminarlo.

La lejía puede dañar la ropa. Antes de guardarla, retira los residuos con una toalla.